ecoper

Inicio » Formación » La gestión del conocimiento

La gestión del conocimiento

Subvenciones de la UE

Análisis y evaluación

Gestion de ONGD

transparencia

Formacion

3 de noviembre

¿Qué es la gestión del conocimiento?

Uno de los ejes de actividad de ecoper es la llamada gestión del conocimiento, knowledge management (KM) en inglés.

Llamamos conocimiento al conjunto de descubrimientos, descripciones y explicaciones que permiten a un individuo u organización tener una buena comprensión sobre cierto problema o cuestión. Algunos distinguen entre el conocimiento tácito, interiorizado por un individuo que no tiene por qué ser consciente de él (el que demuestra quien conduce mientras mantiene una conversación), y el conocimiento explícito, del que uno es consciente de forma que puede comunicarlo fácilmente a otros (por ejemplo, las lecciones de matemáticas transmitidas por un profesor a sus alumnos). Desde esta perspectiva, la gestión del conocimiento permite convertir el conocimiento tácito de una organización, fruto de su amplia experiencia, en conocimiento explícito susceptible de ser transmitido a quien lo necesite, incluida la propia organización (pensemos, por poner un caso, en la formación de nuevos empleados).

Así, el KM es el proceso de captura, distribución y buen uso del conocimiento.

Las cinco componentes de la gestión del conocimiento

Componente 1. El trabajo basado en la evidencia

En el ámbito de las ONG, la evidencia se refiere a la implementación efectiva de los programas, por oposición a su diseño teórico. Ello incluye los indicadores obtenidos, informes narrativos, historias de vida, datos de los beneficiarios, etc.

Componente 2. Identificar las causas de cualquier acontecimiento significativo

Una teoría es una explicación de un fenómeno social o comportamiento individual que nos permite comprenderlo y tener influencia sobre él. El psicólogo Kurt Lewin afirmó que “nada hay más práctico que una buena teoría”.

En las ONG se necesitan teorías que expliquen los fenómenos sociales de forma consistente con las evidencias recogidas para poder desarrollar, en el futuro, programas eficientes y funcionales.

Componente 3. La sistematización del conocimiento, o cómo conseguir que sea rápido y fácil encontrar lo que se busca

Se clasifican los documentos, pero también las ideas y los conceptos. Es más, la propia clasificación conceptual sirve para estructurar los archivos y bibliotecas. Las soluciones IT son muy útiles en este sentido.

Componente 4. El aprendizaje previo, durante y posterior a los proyectos y programas

Después de cualquier proyecto, la experiencia puede convertirse en conocimiento útil y transferible. Para ello se analiza y evalúa el proceso en busca de:

  • Lecciones aprendidas, que son conclusiones establecidas formalmente a partir de experiencias no del todo positivas y que permiten, a través de cierto grado de generalización, informar futuras acciones.
  • Buenas prácticas, que recogen experiencias positivas de forma que se puedan replicar en proyectos venideros.

Componente 5. La transmisión del conocimiento para que otros mejoren su trabajo (y viceversa)

El conocimiento, convertido en explícito, puede transferirse entre comunidades profesionales y académicas, entre organizaciones, dentro de éstas, entre individuos, etc.


Solicita información

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: